LUNES 25
OCTUBRE

4:05 hs


« VOLVER  
Sobre apariciones de diablos y lobizones…

Por Antonio Las Heras


Algunas semanas atrás tuvo lugar la filmación, en la localidad de Bella vista, de una figura que ha sido identificada con la de un lobizón así como una foto obtenida en Tucumán donde las llamas de un fuego hecho con troncos adoptan una figura antropomorfa de apariencia en verdad diabólica nos permiten, ante todo, advertir que estas temáticas paranormales siguen vigentes y despiertan gran interés. Como ha ocurrido en todas las culturas y en todos los tiempos.
Lo que cabe, ahora, preguntarnos es ¿de qué se trata todo esto? ¿En verdad, en estos casos, hay un lobizón suelto y al demonio se le ocurrió manifestarse valiéndose de una fogata?
Quienes investigamos estos temas estamos seguros que, aquí, en este plano, en la Naturaleza misma, En el Cosmos, hay muchas más cosas que aquellas que suelen suponerse. Hasta no hace mucho la cultura europea admitía la existencia de hadas, elfos, gnomos y otras entidades conviviendo entre los humanos. Cabe aquí recordar aquella frase de Hamlet: “Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, que las que sospecha tu filosofía.” Y, es cierto, existen entidades, por llamarlas de algún modo, que se manifiestan de vez en cuando, cuya real existencia queda comprobada por las fotos y filmaciones que hay al respecto. Lo que descarta cualquier posibilidad de que sean meras ilusiones, sugestiones u otra formación mental. Formas que desafían los actuales conocimientos de la Ciencia o que, directamente, han sido ignoradas.
¿Acaso una energía dotada de inteligencia no puede adoptar forma humanoide valiéndose para ello de las llamas del fuego buscando manifestarse? Aunque no sepamos por qué causa decidió hacerlo.
Ese supuesto lobizón, ¿no puede ser una forma de vida llegada de “otro universo”, de un “universo paralelo”, que a causa de una fractura en el espacio/tiempo aparece aquí tan repentinamente como se esfuma? ¿No explica esto las reiteradas apariciones de seres extraños como “el pleciosaurio del lago Ness”, el “Nahuelito” o el “Yeti” sin que nunca jamás se haya encontrado un cadáver o un hueso de los mismos? Aparecen de repente. Se esfuman de igual manera.
En cada tiempo, cada cultura, buscó dar una explicación a estas apariciones. Se las confundió con dioses, demonios, monstruos del Infierno, almas en pena o fuerzas del Más Allá.
En verdad son manifestaciones que demuestran que eso que llamamos Universo es mucho más que lo observado hasta hoy, aún por los más avanzados telescopios tanto como con los superaceleradores de partículas con los que indagamos el mundo intraatómico abriéndonos a los asombros de la Física Cuántica.




Antonio Las Heras es doctor en Psicología Social, parapsicólogo, filósofo y escritor. Preside el Instituto Humanístico del Río de la Plata. e mail: alasheras@hotmail.com






































Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores
 







 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2021 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina