LUNES 3
AGOSTO

17:08 hs


« VOLVER  
El rincón de la SADE: "Negro el dolor del mundo"


Amigos lectores: En esta ocasión, la SADE filial Dolores comparte con ustedes, una referencia sobre el escritor argentino Marcelo Caruso, Premio Clarín Novela 2019, por su obra Negro el dolor del mundo.

Félix de Dios, negro criado en el hogar de blancos constituido por el herbolario Gabriel Martos Galloso y su mujer, Laurentina de Dios Campos, es el protagonista de la novela, quien a la muerte de sus padres sufre una retahíla de vicisitudes. Estas no solo develan la situación de inferioridad a la que son relegados los negros en la Buenos Aires de 1700, sino también la arbitrariedad que rige los actos de las autoridades políticas, judiciales y eclesiásticas que dan como resultado entramados corruptos, el tráfico de esclavos, el contrabando, la tortura, etc.

El autor fue uno de los invitados en la Feria del Libro de Chascomús, realizada el pasado 13 de junio en la modalidad virtual. Participó de una mesa en la que dialogó con Norma Luayza, Paula Goya —representantes de SADE Chascomús— y Teresita Saint Esteben, de SADE Dolores. Contó, por ejemplo, que el disparador para la creación lo halló hace varios años en una efemérides publicada por el diario “Clarín”. Allí se recordaba el caso de un negro, verdugo del cabildo, que había sido ejecutado. También, hizo mención del intenso proceso de investigación que lo llevó entre otras cosas, a fabricar un plano de aquella Buenos Aires, por la que haría caminar a sus personajes, a consultar bibliografía en la que se transcriben juicios, para de ese modo, familiarizarse con procedimientos, lenguaje y hasta con nombres usuales en la época. Además, comentó que reescribió la obra alrededor de ocho veces.

A continuación, incluimos un fragmento del capítulo titulado El milagrito:

…”Con el tiempo el niño se reveló como una luz, un pequeño rayo de oído fino, rapidez para los números, precocidad de entendimiento y espontánea facilidad para casi todo. A los cinco años ya fue capaz de responder acerca de los misterios de la Iglesia, los Mandatos de la Caridad y las Virtudes Teologales. A los siete, escribía al dictado como un bachiller, dibujaba como un adulto y tocaba los tientos y pasacalles de Miguel de Ambiela con la destreza de un maestro de capilla. Cualquier negro de su misma edad ya habría compartido los jergones en los cobertizos de esclavos y trabajado a la par de los adultos. Pero en su casa los deberes de Félix consistían, además de la música, en clases de latín, Historia Sagrada, Gramática y Dibujo. Era mimado por los negros y las negras de todo el vecindario, consentido y respetado como un pequeño amo blanco. Por más insolente que se mostrara, a nadie se le habría ocurrido darle un escarmiento. Ni siquiera hubo quien lo llamara “negro”, alguna vez”…



Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores

 
 







 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2020 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina