JUEVES 15
NOVIEMBRE

22:53 hs


« VOLVER  
"Sucedio un 29 de octubre en Dolores y un 7 de noviembre en Chascomús del año 1839", por Noé Zenón Suárez


Recuerdo haber escuchado y leído a través de mis días, distintos relatos sobre el tema y variadas apreciaciones referentes al movimiento denominado de “Los Libres del Sur”.
Fue un movimiento contrario a algunas medidas llevadas a cabo en el país durante el gobierno del General Juan Manuel de Rosas, hecho ocurrido en segundo semestre de 1839, a pesar que esa oposición se estaba dando mucho antes, hasta que se concreta en 1852 con la intervención de otro federal, el General Justo José de Urquiza.
Una frase de Fernando Gamboa González, escritor y viajero español; “Un gobierno que usa la fuerza para mantener su dominio, enseña al oprimido a usar la fuerza para oponerse a él”.
Y si nos ponemos a pensar seriamente, el hombre ama su autonomía, busca su entera libertad, y por añadidura quiere asegurar algo demasiado preciado, su felicidad, y detrás de todo esto, el hombre sacrifica gran parte de su vida para lograrla.
Durante los periodos de gobierno o de gobernar, ese hombre suele perder el rumbo, no es lo mismo moverse en su mundo individual, nada fácil de gobernar, y menos cuando lo tiene que hacer en un mundo de miles de individuos pensantes; tiene que tener una visión de estadista bien templado y sabio, y el arte de saber escuchar, para resolver cada situación, siempre con una mirada al bien general de las personas.
Todo este acontecer, con escenario central en nuestra región bonaerense, por hombres que jugaron al trabajo y al progreso, duros años de avanzada frente al peligro, en todo, siendo un hecho que no podemos olvidar, es parte de nuestra historia, con hombres que participaban con su trabajo de progreso y civilización, muchas veces hasta perdiendo la vida en su andar, progreso que hoy disfrutamos, más si en esas empresas tenemos a nuestros ancestros que regaron el suelo con sudor, sangre y lágrimas, en nombre de un presente con futuro para hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y choznos.
Por todo esto y aconteceres que se fueron dando, esos hombres fundadores de la patria grande, pedían un cambio, cambio que existía y se dio luego de 1852, entre la lucha de ideas dispares, a veces del mismo palo, sin llegar a un consenso de diálogo y concertación, que pudo ser posible antes, y es bueno tenerlo presente también en nuestros días.
Bien sabemos de los conflictos que se Vivian, bloqueo francés, guerra con vecinos, el gobierno carente de divisas, las peleas entre unitarios y los federales gobernantes, deuda, medidas sobre la tierra en momento de crisis entre venta y pago, en castigo de ese campo que siempre nos salva, y otros aconteceres.
Así, se levantan los hacendados de Buenos Aires en defensa de un cambio, Dolores fue escenario central del movimiento, el 29 de octubre de ese año 1839, en nuestra plaza de la CONSTITUCIÓN, hoy Pedro Castelli, en honor al líder de la revolución, hijo del prócer de Mayo de 1810. Se hace una memorable proclama y arenga a los soldados y al pueblo reunido, luego su avance y concentración hacia el pueblo de Chascomús, en donde se presenta batalla a orillas de su laguna, el 7 de noviembre, otra memorable fecha, a pesar de la derrota, y las consecuencias a nuestro Dolores, limitado a su centro y las chacras, en represalia, y que agenda la historia regional y de la patria Argentina.
Dando término a esta apreciación, vivencias que no viví, pero si mis antepasados en la Magdalena, Dolores y Monsalvo, por nombrar algunos pagos participantes.
Además el recuerdo de mis profesores de historia, Augusto y César Vilgré La Madrid y Atilio Roncoroni, releyendo este último, en su Libro La Revolución del Sur, 1974, que dice: “Este juicio de San Martín, en vísperas del pronunciamiento de Dolores, es el mejor homenaje que se ha podido tributar a los “LIBRES DEL SUR”.
Decía: “En otras cosas, San Martín decía a Gómez: “Es con verdadero sentimiento que veo el estado de nuestra desgraciada patria y lo peor de todo es que no veo una vislumbre de que mejore su suerte. Tú conoces mis sentimientos y por consiguiente, yo no puedo aprobar la conducta del General Rosas, cuando veo persecución general contra los hombres más honrados del país, por otra parte, el asesinato del doctor Maza me convence que el gobierno de Buenos Aires no se apoya sino en la violencia”.
Así la historia, y el recuerdo de nuestros antepasados en su lucha por la vida, en cada día. Noé Zenón Suárez Casielles-2018.



Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores

 
 







 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2018 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina