JUEVES 27
JULIO

21:41 hs


« VOLVER  
Grave denuncia por corrupción que apunta al ex Secretario de Seguridad Fabián Puig

Un ex empleado municipal realizó una grave acusación, seguido por una denuncia penal, acerca de comercialización de estupefacientes, coimas y sobornos recibidos por parte del ex funcionario de seguridad, Fabián Puig.


Carlos José Etcheverry, ex empleado municipal de treinta años, que hasta hace tres meses desarrolló su labor de contratado en el área de Protección Ciudadana de la Municipalidad de Dolores, más específicamente en uno de los móviles de la patrulla urbana con los que cuenta la ciudad, llevó a cabo una denuncia que apunta a las esferas más altas de la seguridad en Dolores, donde el blanco de sus acusaciones fue Fabián Puig.
En base a lo denunciado, Etcheverry señaló que además de su labor en la patrulla urbana, también realizaba trabajos extras para Mario Puig. El ex empleado municipal sostuvo acerca de ello “Me daba un auto, teléfono, tenía que ir a buscar dinero a ciertos lugares o negocios donde él me mandaba los fines de semana”.
José Etcheverry afirmó a los colegas de “Diario Compromiso” que el ex jede seguridad, y hombre fuerte del intendente, cobraba a cambio de brindar seguridad a ciertos locales de la ciudad. “Sí, cobraba por seguridad. Él maneja toda la policía, yo lo único que tenía que hacer era ir a buscar el dinero”, concluyó.
Ampliando su declaración, Etcheverry sostuvo, “yo iba en un auto de la Municipalidad, junto con un policía de particular, un Corsita gris, patente KAI 245, de los últimos que compraron”. En cuanto al vehículo en el que supuestamente se desarrollaban estos hechos de corrupción, el denunciante afirmó que “lo habían traído para los radares o la Patrulla, pero lo usaba Puig para uso personal, nunca se lo usó para la Patrulla”.
Según Etcheverry, el dinero recaudado era llevado a un alto funcionario del Municipio, donde se aclara que no se trata del jefe comunal Camilo Etchevarren. El ex trabajador del área de Protección Ciudadana, afirmó que la recaudación de las actividades, por las cuales él realizaba el “cobro”, llegaba principalmente de la venta de droga. “Lo que se cobraba era por protección a la droga”, sostuvo.
Además del trafico de drogas, Etcheverry sostuvo que algunos locales pagaban para tener a agentes de la policía local en la puerta de sus negocios, lo cual, según el denunciante, oscilaría en una cifra cercana a los mil quinientos pesos semanales.
En base a esto, Etcheverry realiza una declaración estremecedora, afirmando que los locales que se negaban a pagar coimas sufrían represalias. “Tenían que pagar sí o sí porque si no lamentablemente los robaban. A algunos kioscos los robaron dos o tres veces en una misma semana, eran los mismos y en la misma moto”, concluyó.
El ex contratado por la Municipalidad no se detuvo ahí y fue por más. Al momento de ser consultado acerca de si aquella negativa de algunos locales a pagar sobornos y los posteriores robos, tenían relación entre sí, Etcheverry afirmó “no sospecho, eran ellos que los mandaban a robar, si no pagaban le ponían un policía en la esquina, no los dejaban vender nada o le buscaban la vuelta para clausurarlo”. Continuando con su declaración, el “arrepentido” ex funcionario sostuvo que altos mandos de la seguridad de Dolores no sólo estarían involucrados en las coimas para comercializar o protección policial, si no que también habría vinculaciones a la prostitución, donde las fuerzas de seguridad no sólo estarían al tanto, si no que también se beneficiarían del rédito económico que esta conducta ilegal aportaba.
A la hora de ser consultado sobre cómo fue su iniciación en éstas prácticas, Etcheverry contó que todo comenzó debido a problemas personales de índole económico, lo cual propició una supuesta propuesta de Puig, donde le habría dado a entender que si realizaba trabajos extras para él, su situación económica mejoraría. Estos “laburitos” (así lo menciona el denunciante) le darían una suma extra de doce mil pesos.
Luego de dar a entender, que el hecho de trabajar para el principal hombre responsable de la seguridad en Dolores le daba plena inmunidad ante el resto de los empleados municipales y policiales, Etcheverry deslizó que el juego clandestino fue otras de las conductas ilegales de las que su jefe se vería beneficiado monetariamente, a cambio de permitir su desarrollo.
El denunciante contó a los colegas del “Diario Compromiso” acerca de cómo empezó su alejamiento de Puig, y por ende también de éstas cobranzas y de su original labor como miembro del área de Protección Ciudadana de la Municipalidad. “Una noche fuimos a buscar dinero a un negocio, como íbamos siempre. El otro muchacho que iba conmigo (de nombre Matías) no se quiso bajar. Cuando entré, esa persona (…) estaba con uno de Mar de Ajó (…) el tipo fue al fondo, sacó una nueve mm y me la puso en la cabeza, mientras me decía que (él) ya había arreglado con (nota: da el nombre de un policía). Estuve como cuarenta minutos para zafar, subí al auto y me fui”, expresó. Luego relató que mantuvo una supuesta conversación telefónica con Puig, donde éste le aconsejó no mantener una charla telefónica. Minutos después de esta conversación, Etcheverry asegura que fueron a buscarlo una serie de automóviles particulares con oficiales de la policía vestidos de civil, los cuales se habrían dirigido a él para comunicarle que ya habían dialogado con el dueño del negocio, afirmándo “andá a buscar la plata, está todo arreglado”, a lo cual, Etcheverry sostiene haber obedecido esta orden y haber recibido una cifra cercana a los tres mil pesos.
Etcheverry afirma que éste episodio no pasó desapercibido para él, ya que ese acto violento que habría sufrido en aquel negocio donde fue apuntado con un arma de fuego, hizo que replanteara varias cosas y le solicitara a Puig volver a su antigua labor y obtener legalmente el dinero. El denunciante afirmó que al plantearle esta situación a su jefe, recibió un insistente pedido por continuar realizando éstas supuestas cobranzas delictivas.
Al mantener su negativa, el ex empleado del área de Protección Ciudadana de la Municipalidad, sostuvo que esa misma noche y como forma de escarmiento fue despojado del móvil municipal con el que habitualmente transitaba y recibió la orden de montar guardia en la céntrica esquina de la Calle Buenos Aires, donde funciona el local de electrodomésticos Sampietro. “Me quedé dos noches (haciendo guardia), a la segunda me internaron en el Hospital con hipotermia, pasado de frío (…). Estando con carpeta médica me bajaron el contrato de48hd a 36hs o 30hs, después me echaron, hace pocos meses”, concluyó de manera contundente.
Etcheverry afirma que luego de ser despedido, fue seguido por distintos vehículos. “Al principio me seguían para todos lados, me seguían con un Logan, con un Chevrolet Corsa, ahora con un Astra. Son policías viejos que yo conozco, los he visto en allanamientos donde no encontraban nada y tiraban algo”, declaró.
Finalizando su declaración, Carlos José Etcheverry, expresa haber recibido amenazas y que todas ellas están denunciadas en la justicia, aunque el denunciante afirma no confiar demasiado en los funcionarios judiciales, debido a su supuesto nexo de los mismos con los altos mandos de la policía, de los que él estaría recibiendo dichas amenazas. En base a esto afirmó “Tengo desconfianza que al paso que va no pase nada (en la justicia). Un día fui a hablar con el fiscal y salía el que apretaba a la gente con varios más”.
La grave denuncia realizada por Etcheverry ha tomado gran dimensión pública y es uno de los escándalos de los que más hablan por estos días los vecinos de Dolores. En un año donde los casos de inseguridad y la continúa renovación de comisarios han abundado, la denuncia de Etcheverry materializa los rumores que circulaban por varios rincones de la ciudad pero que hasta el momento no habían sido denunciados publica y judicialmente.
Quedará en manos de la justicia confirmar o desestimar la denuncia de Etcheverry, como una necesidad de aclarar las acusaciones que el ex empleado realizó contra las altas esferas policiales. Sólo de esta manera, los ciudadanos de Dolores volveremos a creer en la transparencia de las personas encargadas de preservar nuestra seguridad.

Fuente: Diario Compromiso



Enviar comentario
Todos pueden comentar esta nota! Queremos que nos dejes tu opinión. Para eso, es necesario estar registrado a eldolorense.com. ¡Registrate GRATIS! - Ingresar

Comentarios de lectores
Por el momento no se han ingresado comentarios sobre esta noticia.

 

 

El Tiempo Dolores

 
 









 

eldolorense.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. eldolorense.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Publique Aquí  |  Formulario de Contacto  |  Datos Útiles

© Copyright 2008-2017 / Diario Digital / Todos Los Derechos Reservados / Desarrollo & Hosting: Web Matter Argentina